El 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de manera oficial desde el año 2000, cuando la ONU aprobó una Resolución que designaba esta fecha como el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONGs a coordinar actividades todos los años en esta fecha que eleven la conciencia pública. 

Tiene su origen en la necesidad de honrar la memoria de las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), activistas políticas de la República Dominicana que fueron asesinadas en 1960 por orden del dictador dominicano, Rafael Trujillo.

Un poco de historia

A finales de 1950 tras el triunfo de las revoluciones en contra de las dictaduras que sufrían algunos países latinoamericanos, fundaron el grupo revolucionario de extrema izquierda 14 de Junio. 

Este grupo iba contra el dictador Rafael Leónidas Trujillo, presidente de la República Dominicana entre 1930 y 1961.

A consecuencia de su activismo, las tres hermanas fueron torturadas y encarceladas en distintas ocasiones y, finalmente, el 25 de noviembre de 1960 fueron secuestradas y golpeadas por órdenes del dictador Trujillo. Los cuerpos de las tres fueron hallados en un carro hundido en un barranco, en Salcedo, República Dominicana.

El asesinato de las hermanas Mirabal generó un sinfín de protestas en el país y las convirtió en un símbolo latinoamericano en la lucha contra la violencia de género.

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 48/104(link is external) para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que define este tipo de violencia como " todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada". En consecuencia, para respaldar esta decisión, en 1999 la Asamblea General proclamó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

¿Qué es la violencia basada en el género?

Esta violencia se define como aquella que se dirige contra las mujeres por el hecho de serlo, ejercida por un hombre contra una mujer que es o ha sido su cónyuge, o que está o ha estado relacionada con él por vínculo análogo al matrimonial, aún sin convivencia. Además, ha de tratarse de una violencia ejercida como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres.

El Consejo de Europa la ha definido como cualquier acto de violencia basada en el género, que implique o pueda implicar daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, incluida la mera amenaza de hacerlo, los actos coercitivos o la privación arbitraria de libertad, ya sea en la vida pública o privada.

Por violencia contra las mujeres se debe entender una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación contra las mujeres, y designa todos los actos de violencia basados en el género que implican o pueden implicar para las mujeres daños o sufrimientos de naturaleza física, sexual, psicológica o económica, incluidas las amenazas de realizar dichos actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, en la vida pública o privada.

Formas de violencia contra las mujeres:

Formas de violencia contra las mujeres La violencia contra las mujeres y niñas se manifiesta de forma física, sexual y psicológica, e incluye los siguientes supuestos:

  • Violencia por parte de un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio).
  • Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético).
  • Trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual).
  • Mutilación genital femenina (practicada en ciertas comunidades y culturas, asociada con creencias religiosas).
  • Matrimonio infantil (niñas obligadas a contraer matrimonio en contra de su voluntad).

La violencia contra las mujeres sigue representando hoy una de las vulneraciones en derechos humanos más generalizadas a nivel mundial, con consecuencias de gran alcance para millones de mujeres y niñas de todos los rincones del planeta, también en nuestro país.

En EducaFP y Prat Educació entendemos prioritario extender la perspectiva de género en las aulas de la escuela para luchar contra las desigualdades de género, y las violencias y discriminaciones hacia las mujeres.

Este año, los alumnos de bachillerato de la escuela presencial en Barcelona, en las asignaturas de Cultura Audiovisual y Filosofía, han trabajado la conciencia social en contra de la violencia machista, el respeto y la no violencia.

Visita la Muestra de carteles (elaborados por el alumnado)

¿Estudiar o aprender? ¡Tú eliges!